sábado, 31 de diciembre de 2011

Quiero un 2012 contigo.

Porque tú has hecho que mi 2011 acabe como menos me lo esperaba, pero que acabe mejor imposible. No te preocupes por el tiempo que pasemos sin vernos, porque la distancia separa cuerpos, pero no corazones. Explicártelo todo en un texto me es muy difícil, pues ya sabes que me encantaría sorprenderte con otras mil historias, las que escribiría cada día si lo pasaría a tu lado. Mil detalles, mil sonrisas, mil ilusiones… y tú las cumples. No sé cómo he vivido tanto tiempo sin alguien como tú, de verdad que muchas gracias por cada detalle, por pequeño que parezca. Si te fijas, la vida nos lleva por el sendero que ella elije, y yo llegué hasta ti sin ni siquiera buscarte. Sé cuando estás triste, cuando me mientes para que no me preocupe como siempre. Somos como imanes con el mismo polo, por eso chocamos, y al juntarnos debe ser necesidad la debilidad del uno por el otro. Soy feliz así, con estas pequeñas cosas… conocerte, ¿fue casualidad o causa del destino? Sé que todo no será siempre bonito, pero siendo solo tú, tú conseguiste ser mi tipo. Juré nunca decirte para siempre, la confianza que me haces sentir es suficiente. Ven conmigo, lo nuestro es correspondido, y si te vas ya no podré conformarme con ser tu amiga. Sé que nos quedan infinitos momentos por compartir, verte feliz es una razón más para sonreír. Eres mi presente, serás mi futuro y eres lo mejor que me ha pasado. Recuerdo que estaba nerviosa, pero ansiosa por verte… recuerdo aquel momento, el encuentro en la estación, tú tan lindo como siempre esperándome escuchando música. Besarte se me hizo extraño, pero rápido me acostumbré. Ahora soy esclava de mis palabras y dueña de mis pensamientos, y miento cuando digo que quiero escapar sin ti. Te quiero, por encima de todo, las palabras se quedan cortas. Sé que es duro ver como se aleja el tren y la persona que más quieres viaja y se marcha con él. Cuando estoy contigo el tiempo pasa rápido y eso me jode, y cuando no pasa muy lento y en contra se nos pone. Sé que parece imposible, pero cada día te quiero más. Tienes algo, y ese algo te hace ser especial, fácil de sentir, difícil de explicar.

Te quiero mucho.




19122011.


martes, 20 de diciembre de 2011

¿Qué? ¿Que si soy capaz de estar eternamente a tu lado? ¿Crees que eso es lo máximo que puedo hacer?

Pues para que te vayas enterando, eso es lo mínimo. Mira la de cosas que puedo darte... noches inolvidables bajo la luna llena, observando las estrellas, tumbados en lo alto de una colina, sobre una sábana, y allí comerte a besos, caricias y abrazos. Darte todo el cariño que estoy reservando exclusivamente para ti. Hacer que no dejes de sonreír en toda esta noche. Dormir acostada sobre tu pecho mientras te acaricio el pelo y tu me haces cosquillas en el brazo, y cuando despierte, darme un beso en la frente mientras que te digo, buenos días mi vida, hoy he dormido mejor que nunca, ¿el por qué? Porque ha sido a tu lado. Y decirte que podría repetir mil veces más un día como ese.
También podemos pasar un día en la playa. Bañarnos juntos en el mar, y cuando empieza a caer la noche, paseamos juntos de la mano, riendo, y contándonos anécdotas de cuando aún éramos unos críos. Mientras no dejamos de reír, y que entonces me mires y me digas, te quiero, y te conteste, yo también te quiero. Y cuando ya está de noche, sentarnos en aquel acantilado, y besarte sin cesar. No me cansaría nunca. Entonces, a media noche nos acostaríamos en la arena, y nos pasaríamos la noche entera contando los sentimientos que recorren nuestro cuerpo, y al amanecer, ver como el sol sale, sentada sobre tus piernas y cogiéndote de las manos.
Y ahora que lo pienso, tengo otro plan, un viaje, lejos de aquí, dejar la rutina de cada día y perdernos por este mundo tan grande. ¿El lugar? No importa, lo mejor es la compañía y contigo, es perfecto. Irnos por ahí, que nadie se preocupe por nosotros, veremos cosas preciosas, haremos fotos en cualquier lugar.
Planes así tengo a miles, tan solo debes dejar que todo vuele, que te dejes llevar, que nada te impida hacer lo que quieres, escucha los consejos que te das a ti mismo. Deja atrás terceras personas, pues no importan.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Distancia.

Kilómetros en mi cabeza se convierten en ganas de tenerte, no me importa tener que sufrir a veces para poder verte. Sentirte dentro mío… te necesito, el calor sin ti se vuelve frío. Siéndote sincera, no quiero conformarme, sentirte cerca es no querer volver a alejarme más. Iré hasta donde haga falta solo para estar contigo, por eso no me rindo y por este camino sigo. Hay obstáculos, pero no pueden interponerse, nada puede pararnos, nada es lo suficientemente fuerte. Vivo esperando un tren de ida, pero sin vuelta. - ¡¿Por qué te esfuerzas en joderme?! No quieres darte cuenta que en mi mente manda él, y también yo, y tú no eres bien recibida, así que desaparece, por favor. No harás que crezca el dolor, no conseguirás ni un lamento, solo eres la responsable de que mi tiempo pase lento, de que me ralle por nada y por todo a la vez. - Te quiero más cada segundo, minuto, hora, cada mes, cada vez más. Espero impaciente a que la arena del reloj baje, vivo tachando los días hasta que el tiempo se pare para no separarnos nunca jamás y no tener que recorrer ese trayecto nunca más. ¿Será mi castigo la distancia, el tiempo, el distanciamiento? Sabes que no miento cuando digo que te quiero. No puedo verte cada día, pero sí en mi pensamiento, porque si te soy sincera, de ahí no sales ni un momento. Y sí, casi siempre estoy en silencio, es por si oyes mis latidos a lo lejos. Te llevo en mi corazón, tú tienes sus llaves. Todo en contra nuestro, menos las mariposas, ya lo sabes. No quiero, ¡joder!, no quiero volver a llorar. Aquí no hay paciencia, se apodera  de mí, no puedo esperar.- Por tu culpa tengo que imaginar, conservarle en fotos. Meses, horas, minutos… cada segundo es valioso. Por ti corazones se separan, se rompen en trozos, pero ni tú ni el tiempo vais a poder con nosotros.- La distancia y el tiempo, no nos favorecen, pero se van acortando cuando nuestro amor crece. El tiempo se hace eterno, la distancia veneno. Tú y yo gritamos fuerte porque necesitamos vernos. Quiero burlarme del tiempo, escupir a los kilómetros, secar lágrimas, dejar de estar triste para estar contentos lejos. Quiero irme lejos, pero contigo y poder dejar la carga de esta pena en este escrito. Las llamadas, mensajes… aumentan las ganas de cortar un plazo, las ganas de besarte y de darte un abrazo.


viernes, 9 de diciembre de 2011

¿Tu lugar favorito en el mundo?

+¿Tu lugar favorito en el mundo?
-¿A qué viene eso ahora?
+Tú contesta y ya está.
-Pues ahora mismo no se me ocurre nada, es que tía, ¡vaya preguntitas!
+Venga va, mójate, que pensar un poco de vez en cuando no viene mal.
-No, dimelo tú primero y así sé por dónde vas.
+Pues.. Otoño,en París, andando por un calle repleta de gente que no sabe ni siquiera que existo, tapada hasta los ojos, con un frío de ese que te hiela los huesos y viendo como caen las hojas amarillas de los árboles ¡ah! y sintiendo entre mis manos un chocolate muy caliente, ¿Contento? Venga va, te toca y ya no tienes escusa.
-Pues…
+Venga, ¡tío! ¿Un partido de futbol en directo? ¿El concierto ése que quieres ver desde que tienes uso de razón? ¿Un viaje con todos tus amigos al paraíso de la cerveza? No sé di algo, ¡lo que se te ocurra!
-Pues no, lo que has dicho es digno de ser mi lugar favorito del mundo, pero no, es algo más especial.
+¿Anda sí? Bueno, si aún me sorprenderás y todo.
-Mi lugar favorito del mundo es aquí, contigo, rodeado de toda esta panda de gilipollas que no se pueden ni imaginar lo mucho que te quiero.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Sentidos/Realidad.

A ella le cuesta mucho pensar que puede haber personas como él en este mundo. Él aún no lo sabe bien, aunque algo sospecha, pero a ella le encanta desde que le conoció. Su pelo, sus manos, cuando suspira al sonreír, sus abrazos… Esa sonrisa que la hace soltar cuando la llama cosas que no la gustan, arriesgándose a que le mate (a besos), su confianza. Perfecto, por fuera y por dentro, de la cabeza a los pies. Con cada te quiero la va cerrando más la herida. Sabe que es real, pues le ha tocado, sabe que es genial, pues lo ha notado. No era tan difícil, vale, pero sigue habiendo obstáculos. Ella quiere pararse a pensar en ellos, quiere desconfiar de él para no volver a caer, quiere pensar un tiempo si arriesgarse por él o no, pues ha pasado muy poco tiempo desde aquello para estar segura de sentir de verdad. Simplemente tiene miedo, miedo a que él cambie de idea a su antojo, a que esto, que a momentos la hace tan feliz, termine en un adiós con todas las letras. Quiere creer en él, pensar que estaría dispuesto a dar todo lo que ella daría, pero no puede por el momento. A ella la han utilizado, a ella la han roto el corazón en pedazos.


La realidad es que ella, aún con esas, se dejaría llevar por él, porque nada más tocarle sintió el cosquilleo. Sigue sin importarle todo eso que jodió sus anteriores relaciones, sigue pensando que el amor es una mierda, pero solo si no es correspondido, sigue teniendo muchas ganas de dar y recibir todo el cariño que le falta y que le sobra. Sigue siendo ella misma, la de siempre, pero más decidida, menos inocente.


Esta vez no me dejaré engañar por mis sentidos, a veces engañan a la realidad.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Empezar de 0.

(No todos tenéis porqué saber la razón del porqué escribo esto, ni si quiera os interesará, pero como es público, me disculpo, así que lo siento).

Me empecé a dar cuenta al conocer la filosofía, a darme cuenta de que no sé quién soy, que realmente no sé quién he sido, y no hablemos de mi ignorancia sobre quién seré. Me lleno de preguntas que me hacen reflexionar sobre cualquier cosa, que me hacen discutir interiormente conmigo misma hasta creer haber razonado esa respuesta. ¿Es real todo lo que vivimos? ¿Qué es la libertad?  ¿Qué es la felicidad? ¿Qué es el amor y cuándo se sabe si realmente se está enamorado o no?

Bien, vayamos por partes. Estas son las preguntas que más abundantemente me planteo. Mis conclusiones seguramente no coincidirán con las vuestras, son mis pensamientos, no mis ideas, quizás en un tiempo me de cuenta de que realmente estaba equivocada, reflexionaré y cambiaré mi forma de verlo, solo cuando haya reflexionado y haya “salido de la caverna”. También puede que no esté equivocada J.

Bueno, sobre la primera pregunta: “¿Es real todo lo que vivimos?”. Mi respuesta es un enorme NO LO SÉ, no encuentro la respuesta a esa pregunta, solo veo una solución posible para dar con ella, que es la muerte, y no es el momento, aunque me inquieta bastante. Me encantaría saber por qué yo actúo así, por qué los demás actúan conmigo así, por qué siento cosas que luego no puedo controlar. ¿Quién sabe si realmente el mundo es tal como lo vemos? Yo no creo en ningún Dios, ni en el karma, pero sí tengo un ligero pensamiento sobre que el destino existe y que alguien desconocido nos ha condenado a seguir sus pasos. ¿Casualidades? No tío, eso no existe, las cosas son por algo, son señales de cómo seguir el destino, son vínculos, direcciones. Cuando formulo esta pregunta a cualquiera me dicen: pellízcate. ¿Y qué? Siento dolor físico, que se acaba yendo, al igual que el dolor sentimental (¿Y a dónde coño va?), porque nada es para siempre. Cuando morimos ¿a dónde va a parar nuestro alma? Está claro que morir es parte de la vida, es el destino de todo mortal.

Continuando, hablemos sobre qué es para mí la libertad. Para mí una persona libre es la que no tiene prejuicios, que puede pensar por sí mismo y razonar, y por lo tanto actuar correctamente. La persona libre no se avergüenza de ser como es, ya sea por su físico, por su sexo, por su sexualidad, por su raza o por su personalidad, no se preocupa por lo que diga el resto, porque sabe perfectamente como es, y puede controlarlo a cierta medida si lo decide. No sigue tradiciones ni ideas que le imponen, es alguien nuevo que nace para ser único, quien tiene poco y se conforma con menos. – Hago una pequeña pausa para decir que realmente me está costando ordenar este texto, ya que creo que las dos últimas respuestas van ligadas también a esta, pero lo voy a intentar – Quien es libre, es feliz, se siente a gusto con su alrededor, con sus posesiones y, sobre todo, consigo mismo. No es fácil quererte tal y como eres, ya que siempre habrá alguien “mejor” que tú, siempre habrá quién te discrimine por cualquier mínimo defecto que vean en ti. ¿Qué coño pasa por tener defectos? La mayor imperfección es ser perfecto, nadie lo es. Todo tiene al fin y al cabo un porqué. Las cosas llegan y no avisan, no puedes perder tu valioso tiempo en buscar razones por las que vivir, porque la mayor razón de vivir es por ti mismo, por dejar de soñar y vivir tus sueños. También soy de las que piensa que para ser feliz se necesita amor, de todos los tipos (amor familiar, de amistad, de pareja, propio…). Sentirse querido es algo maravilloso, pero sentirse amado lo es aún más, auque a veces asuste. Esa sensación de saber que para alguien eres de lo más importante de su vida es como poder volar, como tener la certeza absoluta de que para algo estás en este mundo y que nunca estarás solo. Quien te ama de verdad jamás te abandonaría, no te cambiaría por alguien mejor, porque sabe que no lo va a encontrar, no te haría daño, se expresa siempre según siente. El amor no tiene barrera alguna, aunque sí obstáculos, pero para eso tiene sentido vivir, para luchar y vencer contra ellos. El amor tampoco entiende de edades, de sexos ni de físicos, si no de almas, de personas. Es algo fácil de sentir y difícil de explicar, aunque no todo el mundo puede llegar a estar seguro de haberlo sentido. Yo creo que sí, que he estado enamorada (y quizás siga), pero la distancia, en mi caso, ha hecho que la inseguridad esté presente en mí. Yo creo que se “ama” por momentos, que puedes pasar del amor al odio y viceversa de un momento a otro, por una traición o por el sufrimiento, lo que te produce la facilidad al olvido, o porque realmente no habías dado una oportunidad a esa persona para conocerla. ¿Qué es lo peor del amor? El no ser correspondido, y en este caso, amor=sufrimiento. Eso sí, nunca te arrepientas de algo que te haya hecho sonreír.

En fin, solo trato de encontrarme, de comenzar una nueva vida a partir de estos pensamientos.

¿Cuál es mi lugar? Mi mundo, aquí y ahora.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Efecto bipolar.

- Hoy me ha vuelto a hacer llorar, estoy harta ¿qué hago? ¡Joder!

+ Deberías borrarle, perder el contacto con él, no saber absolutamente nada de él y de su no impresionante vida, porque tú ya no estarás en ella, y eso le hará rabiar, se arrepentirá toda su vida de haberte dañado tanto.

- En realidad yo me lo busco, es que soy tonta. Soy una paranoica, una loca, no sé asumir un no por respuesta, me daña demasiado, no al orgullo, si no al corazón. Quizás tengas razón y se arrepienta, pero ¿y si no? Tiene a otra que, desde luego, le hace olvidarse de mí, aunque sea por instantes…

+ Pues déjale, que se vaya con la otra, que haga con ella todo lo que soñaba hacer contigo. Luego, cuando lo dejen y se ponga a recordar lo bueno, se acordará de esos momentos, y se acordará de ti, y de que quizás, si hubiera elegido tu camino, las cosas no hubieran salido tal que así. Se sentirá solo.

- Pero yo no la conozco a ella, quizás le trate como se merece… Yo no puedo dárselo, más la vale a esa que le haga feliz, si no, cogeré y la...

+ ¿Y la qué, a ver? ¿Te piensas que vas a estar toda la vida “enamorada” de él? Ni de coña, vamos, ¡ni de coña! Tú vales más que un niño indeciso y cobarde. Te costará dar con la persona que te valore y que te de lo que necesites, dentro de todos los rangos, pero cuando por fin la encuentres, vuestro amor sí que será eterno, no un amor quinceañero en el que no sabes ni quién eres en ese momento.

- Es que… me dice que me quiere… bueno, se lo dice a las dos. A ella más, por supuesto, porque tiene miedo a perderla, lo que es entendible. Jo, es que yo daría mi vida por él, por tan solo verle…

+ En serio, sí, ¡eres mema perdida! ¡Abre ya los ojos, fíjate en lo que te está haciendo! Te está restregando por la cara que te estaba engañando. Él no se da cuenta aún, pero se engaña a sí mismo. Es imposible tener el corazón dividido, no hay parejas de tres, TRES SON MULTITUD. No pintas nada de nada ya en su vida. Vete, disfruta, conoce gente, sonríe, haz locuras… pero no te cuelgues de él. Sé que es difícil que lo veas ahora, por el rollo ese de estar “enamorada”, ¡ni siquiera le has visto!, pero está haciendo contigo lo que quiere porque sabe que puede, porque tú le dejas.

- ¿Sabes qué te digo? Que el tiempo lo dirá todo, y si he sido capaz de dejar el tabaco después de tres años, seré capaz de negarme a él cuando vuelva a buscarme.

- Bien por mí.



viernes, 4 de noviembre de 2011

Solo hacía falta que te expresaras así.

Qué difícil es decirte adiós si te he querido tanto, ¿cómo puedo explicarte sin hacerte daño que ya no siento lo mismo? Mis sentimientos han cambiado y aún te quiero y seré tu amigo, pero lo siento… ya no estoy enamorado. No me tengas rencor, por favor te lo pido, entiende que estar conmigo ya no tiene sentido y que no quiero ser lo que hasta ahora he sido. Solo recuerda los momentos bonitos que hemos vivido. Quizás sea el tiempo, quizás sea otro amor, entiende que el camino se separa entre tu y yo. ¿Crees que no me duele alejarte de mi vida, decirte que no quiero que seas mía? Gracias por todo lo que me hiciste sentir, fuiste todo para mí pero hoy quiero vivir sin ti. Y ya sé que esto esta mal, pero es peor quedarme sin amar. Comprende que estarás mejor sin mí, no me pidas otra oportunidad porque no te la podré dar. Es mi culpa, no la tuya, perdóname, por favor, sé que aunque lo sienta me guardarás rencor, pero estaré a tú lado sin ninguna condición. Intenta no llorar porque no vale la pena, encontrarás alguien mejor que te de lo que tu quieras. Aunque no lo creas, yo odio a mi corazón por no quererte como te querría yo. Perdón si te duele si te digo que te quiero pero no de la manera que tú quieres. Entiende que si no estoy contigo es porque sin mí estarías mejor, que no puedo sentir lo que un día sentí.

martes, 1 de noviembre de 2011

Vamos a contar sentimentiras.

No me voy a limitar a decirte que te extraño, a ti, a tus palabras, a tus miradas, a tus tonterías, a tu sonrisa, a todo lo que tiene que ver contigo… pero tampoco lo suficiente como para no continuar con mi vida tal y como me merezco. Te tuve por un momento, estando segura de que tú eras esa persona con la que quería compartir, si no es la vida entera, mucha parte de ella. Ya pasaron los días de nostalgia entre las cuatro paredes de mi cuarto recordándote en llanto a todas horas; he comenzado a olvidarte de una manera muy sencilla, que consiste en no nombrarte, en no querer saber de ti. Sí, tenías razón, esto es lo mejor para los dos, para mí te quedarás allí en donde te fuiste, ya no hay marcha atrás para que me demuestres que no eres un cobarde. Me dirijo a ti con la esperanza de que lo leas y con la finalidad de que sepas que me va bien. Es evidente que por una parte me da igual todo y volvería a ti como el primer día, sin rencores, con el mismo afecto, pero tonta soy una vez, no más. Sabías mi punto débil, mis peores prejuicios, y me mentiste, de una manera indirecta, pero lo hiciste. Pasaste de amarme a tan solo apreciarme, pasaste de querer ser todo para mí a querer ser un simple colega, pasaste de ser indiferente a restregarme por la cara que desde hacía ya un tiempo estabas actuando en falso. Que sí, que te quiero, que te necesito… pero no vuelvas, me va bien de verdad, y no estoy sola como yo pensaba.

viernes, 28 de octubre de 2011

Cuando estoy a solas, reflexiono.

A veces, de repente, siento que ya nadie me entiende, que todo se vuelve en mi contra, todo me agobia. Pago con la gente que más quiero lo que noto sin motivo, entonces ni siquiera siento lo que digo. No necesito nada, déjame estar sola, en serio; cuando estoy a solas pienso en quitarme de en medio, me juro a mi misma sonreír. A veces no consigo deshacerme de esta culpa, trato de seguir luchando, pero a veces paso. Es tan duro despertar y ver que nada cambia… que todo lo que hagas tan solo es un fracaso. A veces miro todo en cuanto tengo, y no me basta, me da miedo seguir avanzando, creciendo y sufriendo cada día por el amor, que sé que nada es para siempre y que todo se acaba. Intento mejorar como persona cada día, hablo conmigo siempre y digo "reacciona". Me propongo demasiadas metas en mi vida, pero nada cambia, todo sigue igual. Me pregunto absurdamente cosas que no entiendo, “¿cuál es mi lugar?” “¿a dónde voy?” “¿qué estoy haciendo?”. Siguen pasando los años y voy comprendiendo que lo único que se va y no vuelve nunca, es el tiempo. 

Me da rabia no poder ser como quiero ser, ver la vida como jamás la quise ver y actuar de otra manera. No darme cuenta y convertirme en otra cosa totalmente diferente a aquello que prometí, que dije que nunca lo haría. Odio los domingos, no me gustan para nada, están para recordar los errores que tuve. Cada domingo me recuerda ese tipo de persona con la cual siempre he soñado y que nunca he podido tener. No puedo aliviarme, tampoco intentes ayudarme, sé que soy la responsable de mis actos. Otro día sin respuesta y sin ninguna cura, cada vez menos tiempo y no paro de preguntarme. Es muy duro seguir así, ¿y qué me queda?,¿vivir soñando? No creo que se pueda. Debo cumplir años sin saber lo que me espera; poca alegría dentro, demasiada pena fuera. No funciona así, funciona por impresiones, somos ilusiones, sensaciones y emociones.

lunes, 24 de octubre de 2011

Tres son multitud.

Me fui a dormir pensando en ti y me desperté de la misma manera. Hiciste que me fuera difícil cerrar los ojos, pero no te preocupes, al final estaré bien. Así que vamos a decir que esto es por el bien de los dos, pero yo sigo dependiendo de ti, aunque no se note, ni mi ausencia tampoco. Así que detén esas manos que se deslizan por mi cuello, tú tocas, yo tiemblo… nunca jugaste limpio. Estas cuatro paredes no serán lo único que me mantengan alejada de ti, la distancia nunca nos devolverá aquello, así que vamos a aprovechar este momento para pensar las cosas. Te necesito. Verte en tres días, tres semanas, tres meses, tres años… Tres son multitud, aunque pienses en mí cuando estés con ella. No te preocupes por mí, es mucho más difícil respirar cuando estás cerca. Tú hiciste esto mucho más difícil para mis ojos. No importa que te pida una sonrisa, ¿o te causaría problemas? Sólo dame un último deseo con un beso, es de lo que están hechos mis sueños. Así que aquí estamos, de nuevo, en la misma situación. Estoy gritando lo más fuerte posible y no me estás diciendo nada. ¿Acabas de decir lo que quieres decir? ¿Por qué no puede decir lo que dijo cuando dijo: "Nadie te puede amar como yo"?

viernes, 21 de octubre de 2011

Carta de despedida.

No creas que disfruto viéndote como estas actuando, por el contrario me preocupa saber que estás mal. Tus comportamientos se interpretan de otra manera, así lo veo. Me duele saber que has perdido el manejo de tus actos. Para nada me gustaría sentir lo que estás viviendo. De todas formas, si esto ha llegado a este punto es por tu culpa y no la mía. Sé que a lo mejor no es el mejor momento, pero en realidad cualquier momento es bueno para decirte lo que siente mi corazón. Algunas veces me parece que he muerto. Lástima, es el único sentimiento que te inspiran las personas que no buscan su destino, pero te aseguro que yo traté de hacerlo cuando te conocí. Lo único cierto de todo esto es que me encuentro en medio de la vida, de mi vida, mirando para arriba y para abajo, y no te veo por ningún lado.

También quiero que sepas, que esto es un adiós, un adiós para siempre, sin reconciliación, porque no fuiste sincero, te portaste conmigo como uno más del montón. Yo pensé que eras diferente, pero me equivoqué. No importa si tú jugaste, fue que yo te dejé jugar. El amor es para compartirlo, el amor es un juego de dos, el amor es puro y sincero cuando se siente de corazón, así debe ser el amor, pero esto no es lo que tú sientes por mí, me abandonaste, no me llamas, me apuñalas cada vez que cometes esos actos tan inmaduros. Por eso no quiero volver a mirar tus ojos, porque allí esta la gran tentación. Quizás has confundido la pasión con el amor, y yo he llegado a la conclusión que no sabes lo que es el amor, porque sé que a ella no la amas, o al menos, no del todo.

Adiós.

jueves, 20 de octubre de 2011

Un día cualquiera, quizás no lo esperaba.

El infinito se hace eterno con cada palabra, y ahora que no estás nuestra historia quedo atrás. Te abro el corazón para que escuches lo que siento, has sido especial y siempre te llevaré dentro. Verte marchar de la manera en que lo hiciste… Si pensabas irte ¿para qué coño volviste? Vallas donde vallas te mandaré mis fuerzas, aunque me fallaste juro no tenerlo en cuenta. El corazón perdona en medida de lo que ama, y tú te preguntas todavía si te amo de verdad… Quiero que sonrías y que seas feliz con todo, pero no te engañes para ver todo a tu modo. Separa los limites del presente y el pasado, puede que mañana incluso me hayas olvidado. Cuenta cuántas veces has terminado en llanto, resta todas esas que pensaste haber amado. Si es cuestión de confesar realmente lo que pienso, no pensé jamás que llegarías a hacerme esto. Pero el tiempo es sabio y ayuda a perdonar, personas así dicen que es mejor olvidar. Antes de irme quiero que te quede claro, dudo que algún día te amen como yo te he amado.

Le he pedido al destino que te guíe en cada paso, que te de esa fe con la que un día te trajo a mí. Le he contado al viento que eres especial, que guardo palabras que no olvidaré jamás. Hoy le he dicho al mundo que juntos inventamos mil excusas por las cuales ya no nos soñamos. Persigo tus huellas, aunque a veces me haga daño, te daré mis fuerzas, aunque desprecies mi mano.

domingo, 16 de octubre de 2011

En mis sueños, tú y yo.

Cien días me han hecho más vieja desde la última vez que vi tu cara. Miles de mentiras me han hecho más fría, no creo que pueda ver esto igual. Pero todos los kilómetros que nos separan desaparecen ahora, cuando sueño con ese rostro frente a mí. Los días siguen pasando mientras la gente se olvida hasta de decir adiós. Dicen que esta vida está sobreestimada, solo espero que mejore mientras continuemos. Todo lo que sé y a cualquier parte que vaya, se me hace difícil, pero no se llevarán mis sentimientos. Y cuando el último caiga y cuando todo esté dicho y hecho, se hará difícil, pero no se llevará mi amor.

Estoy aquí sin ti, pero estás siempre en mi mente, pienso y sueño contigo todo el tiempo. Estoy aquí sin ti, pero estas conmigo en mis sueños y esta noche solo estamos tú y yo.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Tú eres él.

Hace ya tiempo que aprendí a no perderme nada, y de la nada conseguí que ahora me pierda en tú mirada. No hay una razón, todas me valen, tan solo un corazón con una llave, si me das un beso de ahí no sale. Solamente haces que yo pueda tocar el cielo... Llámalo te quiero, yo lo llamo ser sincera. Y es que solamente hay uno que me hace sentir así, que pienso en él cada dos por tres... Y es que siento que eres ; ese chico que esperaba tanto tiempo, y que ahora sé que el tiempo junto a ti se para. Ya se ven las estrellas en un manto, las veo en el reflejo de tus ojos que por eso brillan tanto, es el canto que confirma el porqué pienso en ti, y ahora no es mi mano, yo no escribo, mi corazón la mueve sola . Tu boca, la mía, mil noches en un día... y es que hoy NO quiero ser libre en soledad. Cada vez que miro al cielo no me quejo, pues paso de ir allí sí tengo que morir contigo aquí de vieja. Si está lejos el camino, cierra los ojos y avanza, que yo iré contigo allí, donde la vista ya no alcanza.
Simplemente escucha al corazón y deja al pensamiento, deja atrás toda experiencia, deja que lo lleve el vientooo... Cada noche te busco en las estrellas, pienso en tu sonrisa, ya no hay dudas, tú eres él. Busco el verso que describa exactamente lo que siento. Busqué en mi corazón, y mi cerebro dijo "tiempo al tiempo". Sueño con verte, despiertar y te tenerte a mi lado. No sé si es por suerte o por destino, pero me ha encantado. -Le admiro incrédula, sentada en la cama... aun está dormido y las sábanas son su pijama.- Pasan las horas y la luna se cuela por la ventana... -Buenos días, cariño.- Mañana tras mañana. Poco a poco van cayendo las hojas del calendario, van llegando besos y caricias a diario. No me importa lo que piense o lo que diga la gente, solo tienen que admitirlo, nuestra historia es diferente.

Te quiero J.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Las cosas cambian.

Increíble es como las cosas pueden cambiar tanto de un segundo a otro, de estar en el cielo a estar en el infierno; de tener ganas de comerte el mundo a dejar que el mundo te coma a ti y que, de repente, el mundo entero se vuelva gigante y su peso pueda contigo; que se acumulen las cosas, una tras otra... y tú, que no le dabas a penas importancia a nada, ahora todo te parece más grave, más peso, más fuerte de lo normal. Necesitas razones para seguir. Lo habíamos conseguido, pero no siempre todo puede estar perfecto. A pesar de todo aguantas... no queda más remedio. Aguantas aún sabiendo que el hecho de hacerlo es como si cavaras un hoyo alrededor de ti misma, que lo único que hace es hundirte cada vez más y más hondo, hasta llegar a un punto en el que te encuentras a tanta profundidad que sabes que vas a permanecer ahí mucho, pero que mucho tiempo... Pero a ti te importa todo una mierda.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Nostalgia.

No quiero pensar que me equivoqué al enamorarme de la persona que no era, no quiero pensar que regalé mi corazón a cualquiera, no quiero pensar que estoy metida en una cárcel, donde se supone que está llena de amor, y lo único que hay, es dolor. No quiero pensar nada, pero es imposible. Cada segundo que pasa me siento más perdida, cada segundo lo siento como un día de tortura, cada segundo me dice tu nombre, cada segundo se vuelve una eternidad. Eternidad, palabra fácil de entender, pero algo imposible, nada es eterno. Es tan raro sentirse culpable y no saber el porqué... Es tan doloroso perder a alguien, que así como no podrías describir estar enamorada, no podrías describir la pérdida, la pérdida de alguien a quien has apostado, alguien con quien pensabas que ibas a soñar, alguien con quien deseabas tener algo, algo juntos. Nunca olvidaré esto, nunca volveré a abrirme como lo hice, nunca diré para siempre, nunca volveré a amar como lo hago, nunca más regalaré mi corazón, si es que lo puedo recuperar… Nunca, nunca más. ¿Si te puedo recuperar? No lo sé, solo quiero dejar que el tiempo y la distancia hagan su papel, como siempre lo han hecho. Siempre han sido factores importantes, dos palabras que fueron esenciales parar poder algún día tenerte cerca, solo dos obstáculos causaron que dos corazones se separen, más de lo que ya están, causaron que las almas se alejen, causaron que las sonrisas se vuelvan llantos, y que las lagrimas blancas se vuelvan negras con sabor amargo. Sí, el sabor del dolor y tristeza. Cualquiera en mi lugar desearía que esto nunca le hubiese pasado, pero no, no están en mi lugar. Me alegro de que alguien tan maravillosa haya entrado en mi vida, no puedo desear que esto no hubiese pasado, porque me cambió, y de eso estoy feliz. Aprendí a amar de verdad, y aprendí a tener más confianza en mí. Por esas cosas pequeñas que hizo en mi vida, le estoy muy agradecida, y por eso le deseo todo lo mejor, deseo que obtenga la vida que soñaba conmigo, deseo que alcance todos sus sueños, deseo que el amor le llegue antes de que la soledad le envié al vacío, vacío que esta lleno de dolor y llanto, deseo que recupere su vida. Si te sientes mal porque me diste tu corazón y no sabes como recuperarlo, pues te lo devuelvo, y así te será mas fácil empezar de nuevo, y si quieres que las promesas que hicimos se olviden, así se hará, pero yo no te pido lo mismo, porque yo sé que nunca dejaré de amarte, nunca te olvidaré, aunque lo intente. Simples cosas me traerán tu recuerdo, tu amor, la forma de tus ojos, nariz y labios, la forma de tu cuerpo, de tu sonrisa, la forma en que me tratabas y la forma en que te alegrabas cuando te decía algo bonito, la forma como te perdí, casi todo, me recordará a ti,alguien que me enseñó la falta que te puede hacer una persona y el valor de la amistad y fidelidad. Sé que ni con mil poemas y textos podré recuperar tu cariño, porque quizás pienses que lo nuestro es algo imposible, pero es todo lo que siento en palabras. Sé que nunca leerás esto, pero me basta este escrito para decirte que te quiero y que te querré siempre.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Fuera de tiempo.


Nunca me he sentido tan sobria, nunca me he sentido como me siento ahora, tus palabras hicieron que todo se arrastrara. Por fin te encontré y, cuando lo hice, no pude hacer las cosas bien. ¿Esto realmente está pasando? ¡Oh Dios!, creo que se acaba de arruinar mi vida. ¿Qué mierda estoy haciendo? No puedo decir la diferencia entre el bien y el mal, puedo adivinar mis decisiones, porque yo no he sido esa persona en toda mi vida. Pienso que necesito algo nuevo aquí, ya que sigo anhelando lo que tenía. No hay necesidad de una segunda opinión.

Este momento no es tan malo”, esto es una parte de mi visión, de mi optimismo, por lo que podemos hacer durar esto. !Pero NO¡, tú arruinaste mis discos favoritos, porque cantándolos pienso en ti. Eso es solo lo que esperamos recordar…  Solo sé que me matan cuando oigo algo que tiene que ver contigo. Verás, créeme, necesito estar donde tú estas, y sé que me iría, dejándolo todo. Y esto me mata, porque ahora creo que todo, todo fue por ti.


jueves, 8 de septiembre de 2011

Nada más que un recuerdo.

He pasado tanto tiempo tratando de arreglar tu vida que me olvidé de la mía. Esta vez estoy poniendo los pies en el suelo. No caminaras a través de cualquiera de mis puertas nunca más, así que dime qué hay de malo en mí para que me puedas dejar tan fácilmente. Se desencadena una luz dentro de mí, nunca fallaste al apagarla... Mira todo, mira todo en lo que te has convertido... en nada más que un recuerdo. Me enfermas con cada movimiento que haces, ¿cuándo vas a encontrar tu lugar en este mundo? Porque nunca estarás de nuevo conmigo, tiraste todo por la oportunidad de dejarme.



lunes, 5 de septiembre de 2011

Quédate junto a mí.

Hoy he vuelto a recordarte, hoy volví a llorarte, y solo he pensado en ti. Qué cosas tiene el corazón que, después de haber pasado tanto, parece que ya lo ha olvidado. Sueño que te tengo aquí, al frente de mí, mirándome a los ojos, calmando mis enojos. Tengo muchas ganas de besarte, tengo muchas cosas que contarte, quisiera abrazarte fuertemente, y de tu amor olvidarme completamente…
























Vivamos el presente, borra el pasado de tu mente y siente, mis latidos son tan evidentes… Piden a GRITOS que lo alientes, amándonos lentamente. No te dejaré ir, por nada de este mundo. Y el dolor fue tan profundo que te pido que te quedes, que no me dejes ni un segundo…

Siéntate en mi falda y déjame acariciar tu pelo, que nos hace falta una noche de desvelo. Estoy temblando, estoy sudando y es por ti, porque sueño que te tengo junto a mí; y ahora sí, quédate junto a mi, olvidemos el pasado.

Y quiero aprovechar para pedirte que me abraces, que me beses… y que te quedes.



domingo, 4 de septiembre de 2011

Proyecto, deseo o esperanza sin probabilidad de realizarse.

Sueños, imágenes caprichosas que mezclan nuestros recuerdos, alborotan nuestra memoria durante noches y noches, horas y horas... Los sueños están ahí, cada noche, dentro de tu cabeza. Nadie puede verlos, excepto tú, porque son tuyos. Sin embargo, no puedes controlarlos, dependen de sí mismos, aunque se alimentan de ti, pero son simplemente sueños. En los sueños todo es posible: volar, amar lo odiado, vivir lo que nunca has vivido, morir y volver a nacer... De los sueños puedes aprender, puedes olvidarlos... Lo único que no debes hacer jamás es depender de ellos, porque los sueños no respetan la razón ni el sentido, por eso nadie debería entrar en los sueños de otro, nadie vivo.


miércoles, 31 de agosto de 2011

2años.

Una puede perder todas sus pertenencias, pero mientras tenga un amigo, tiene razones por qué vivir. Un amigo no es sólo un compañero de copas, un amigo es un hermano de padres distintos al cual nosotros adoptamos. Es esa persona que dentro de un momento de oscuridad, donde creemos que no hay salida, nos enciende una luz. Es aquel que con el que después de hablar, las cosas malas dejan de serlo, las angustias pasan a ser alegrías, y la tristeza, felicidad. Porque saber que hay una persona para ti, que no trabaje de psicólogo, sólo que te escuche, alcanza para calmar penas. Es el que te entiende sin palabras, que te habla con miradas, que te aconseja sin ningún mandato, si no que te da su punto de vista para que, por lo menos, puedas sacar las cosas que te sirven. El que quiere lo mejor para ti, vamos. El que te acepta errores y equivocaciones por más que te haya aconsejado lo contrario, sin echártelo en cara. Es el de las conversaciones sin fin, y silencios inexistentes. El que te hace favores sin pedirte nada a cambio, el que se siente mal si tú te sientes mal, el que se alegra por tu bien… en fin. Un AMIGO DE VERDAD.





viernes, 26 de agosto de 2011

Amor propio.

Puede que suene egoísta, pero esta puta vida me enseñó que debo mirar siempre por mi primero. Y di sin pedir nada a cambio, fui sincera y recibí puñaladas que hoy muestro como una guerrera. De tan buena, a tonta, y tan tonta que me pisan. Pocos están cuando lloras, pero todos en las risas, por eso me protejo. Soy tan desconfiada que los míos ni me abrazan, y yo lo he vivido, hay tanto desagradecido… Cuántos se habrán marchado sin ni haberse despedido… Y digo ¡basta!, tu conciencia te hablará en voz alta. Puede que sea tarde cuando sientas que algo importante te falta en la vida, y el tiempo perdona, pero no olvida, ni siquiera la bebida podrá sanar esa herida. Por mucho alcohol que lleves, no juegues con ese abismo, no olvidarás quién eres si te quieres a ti mismo.

Mi vida es complicada en este mundo de mentiras, soy sedentaria, a la que nadie le recuerda si hay aún me debes lágrimas, bombones y promesas. Mira, siente, esto va por mí, no es lo mismo hacer feliz que ser feliz. Ya no necesito tus caricias, he aprendido. Jamás sabrás estar al tanto como yo lo doy conmigo. Quiérete a ti mismo, aparta al que te apisona, reflexiona, intenta abrir los ojos si algo no funciona. No dejes de hacer lo que quieres por otras personas, porque al momento de la verdad casi todos te decepcionan.

"A pesar de lo malo tienes que aguantar, compara sus vivencias con tu felicidad, valora lo que tienes, quiérete y lucha fuerte, no quiebres con lamentos todo lo que quieres."


martes, 23 de agosto de 2011

Solo se trata de prosperar.

Y ya tan sólo me queda luchar, no por supervivencia, si no por orgullo. Las cosas que se van ya no vuelven, siempre se pierden entre murmullos. La vida es triste... y sin embargo sonrío. A mí me enseñaron a combatir, anular y derrotar la tristeza desde que era una cría. Soy agradecida, aunque me muestro algo fría. Yo sé que me cuesta sacar de dentro todo lo mío, hace tiempo que cayó al vacío... ¿Será por amor? ¿Será por amar? ¿Tal vez por amarte? Será que tengo que enamorarme hasta morir por ti, y aún así acabaré por odiarte. Porque así son las cosas de esta vida y porque así funcionan... Lo que nos dice la cabeza más tarde el corazón lo traiciona. Y voy buscando un porqué y la única respuesta es una pregunta. Envié al cielo un socorro y me devolvió todas mis plegarias juntas. Mi musa... se marchó un día y desde entonces no sé de ella. Te juro que prefiero la soledad antes que sufrir por el chico más guapo. No caeré al olvido ebrio entre el licor de las botellas. Todos los sueños yacen rotos en el fondo de las estrellas. 


Sé valorar el tiempo, el llanto, los "te quiero"... Esto no se paga con euros ¿entiendes? Basta con un beso. Sé que me equivoco bastante, pero a veces es fundamental para rectificar y seguir adelante. Es más importante respetar que la soberbia de cuando estás solo. Yo no quiero pedirte nada ¿sabes? Tan sólo quiero dártelo todo. Yo caminé sola en el ayer y nunca necesité compañía, un buen amigo, el mejor padre… es lo que tengo y más quiero. Ya no me ciego por un cielo en el que antes creía, un amor sincero al que no veía



Ha pasado ya media vida y no encuentro salida, la puerta se cierra y tú por mi intimidas. No soy inmortal, no lo puedo evitar, si dejé de reír para echarme a llorar...; Siempre tuve motivos, latidos, heridas, recuerdos partidos y un beso al olvido; el sentido se fue con el viento impartido en el llanto sufrido por un ser querido; todo se largó, se marchó, se acabó… terminó la maldita esperanza, y yo aquí sin ti, sin mí, sintiendo el frío sobre la tardanza; el pasado volvió y se llevó mi futuro, después se escondió y no estuve segura. La felicidad y la realidad en un mismo barco que jamás partirá. 


Tan sólo soy las piedras del camino, esas que tuercen mis tobillos, las mismas que discrimino. No existe ningún regalo mas grande que el mañana, no pienso rendirme, ahora toca salir de la cama. Yo te demostraré que el fuego no siempre quema, si yo aprendí a sonreír es porque ya sentí las penas. Jamás dejes tu alma en manos de un desgraciado, tal vez se pierda en el tiempo y quede presa en el pasado.


miércoles, 17 de agosto de 2011

LOVE GAME/GAME OVER.

-Te propongo un juego.
+¿Un juego?
-Sí, es muy fácil. Dime, ¿quieres jugar?
+No sé… Venga, va… explícamelo.
-Se trata de que desaparezcas de mi vida, que hagas como si nunca hubiera existido, ¿va?
+Ahora que lo dices… nah, prefiero no jugar… xD
-¿Qué prefieres no jugar? Osea, has estado jugando conmigo todo este tiempo, ¿y ahora no quieres jugar? Se ve que se te da de puta madre hacer daño, al fin y al cabo es lo único que se te da bien. Pero tú mismo, si no quieres jugar, seré yo la que jugará y te aseguro que con todas las fichas a mi favor.
+No te entiendo… de un día para otro cambias tanto…
-No se llama cambiar, se llama darse cuenta de las cosas, que es muy distinto.
+Yo te propongo otro juego.
-Sorpréndeme.
+Juguemos a ser novios.
-¿Y cómo se juega a eso?
+El primero que se enamora, pierde.


martes, 16 de agosto de 2011

Se van, los recuerdos ¿a dónde irán?


Un día pasa, pasa que estás de pie en algún lado y te das cuenta de que no quieres ser ninguno de los que están a tu alrededor; ni siquiera quieres ser tú, solo quieres salir corriendo, salir a toda hostia del sitio en el que estás. Y de repente ocurre, algo se acciona, y en ese momento sabes que las cosas van a cambiar, y ya han cambiado… y que a partir de ahí ya no volverán a ser lo mismo. Vives miles de momentos inolvidables, caes en las redes del amor, llegas a ser feliz, pero siempre hay un momento en el que el camino se bifurca, cada uno toma una dirección pensando que los dos caminos se volverán a unir. Desde tu camino ves a la otra persona cada vez más pequeña -no pasa nada, estamos hechos el uno para el otro-. Al final solo estará él, pero al final solo ocurre una cosa: llega el puto invierno. Y, justo entonces, intentas recordar cuándo comenzó todo, y te das cuenta de que todo empezó antes de lo que pensabas, mucho antes. Y es ahí, justo en ese momento, es cuando te das cuenta de que las cosas solo ocurren una vez.

lunes, 15 de agosto de 2011

Ego[céntrico/ísta]


+Tú como que vas de chulo, ¿no?
-Sí, es mi actitud. Yo entre tonteo y tonteo me echo un cigarrillo pa' descansar. Porque yo las controlo, ¿sabes? Ellas esperan que yo las elija, que me quede con alguna de ellas. Pero no saben que no, que luego llegará otra tonta que caerá y ellas pasarán a ser segundas opciones. Sí, es mi actitud, y me va bien.
+Te irá bien hasta que te enamores. Porque entre tonteo y tonteo, y con tus cigarritos, llegará el día en que una tonta consiga volverte tonto. Y entonces esas segundas opciones desaparecerán y ella será tu única opción. Y desearás borrarla de tu cabeza, porque con tu actitud, como dices, te va bien. Pero déjame decirte que no lo lograrás, y entonces ella decidirá que pasas a ser una segunda opción.

domingo, 14 de agosto de 2011

Y ahora todo el mundo canta “La, la la la, la la la”.

+ Hola cariño, espero que estés bien esta noche. Sé que no te sientes bien cuando me voy. Sí, lo quiero, pero no, no lo necesito. Dime algo dulce para mantenerme, porque no puedo volver a casa hasta que ellos canten “La, la la la, la la la”.
- Hola cielo, te necesito aquí esta noche. Sé que no quieres irte… Si, lo quieres, pero no, no puedo evitarlo. Simplemente me siento completa cuando estás a mi lado, pero sé que no puedes volver a casa hasta que ellos canten “La, la la la, la la la”.
+Si pudieras esperar a que llegue a casa… Entonces te juro que podemos hacer que esto dure. Si pudieras esperar a que llegue a casa… Entonces te juro volver mañana, todo se quedará en nuestro pasado. Pues así sería mejor…
- Sabes que no puedes darme lo que necesito y que, a pesar de que significas mucho para mí, no puedo esperar por todo esto.
+ ¿Esto está sucediendo de verdad? Juro que nunca volveré a ser feliz… Y no te atrevas a decir que podemos ser sólo amigos, no soy un chico que puedas cambiar. Sabíamos que esto acabaría ocurriendo.


miércoles, 10 de agosto de 2011

Arrepentimiento por no tenerte.

-No sé, se me hace tan raro no saber cómo te ha ido el día… es que no puedo evitarlo, NO PUEDO. Va a hacer ya un año desde el primer día, joder, me he leído ese puto día 500 veces y aún sigo esperando que todas nuestras conversaciones empezaran así, con un "hola guapo" y un "hola linda". No sé ya si estoy desesperada o qué y quiero dejar de molestarte, pero no puedo cambiar de vida de un día para otro, porque mi vida eres tú, y tampoco quiero escuchar a la gente que se cree que sabe lo que estamos viviendo y lo que hemos vivido. No sé cómo dejar esto en tan solo un recuerdo feliz en vez de en un día a día pasándolo mal por tu ausencia y los kilómetros que nos distan. Ya no puedo estar tampoco dispuesta a darte todo, ya que en el fondo me alegro de que estés contento con otra chica, que espero que sea genial contigo, pero en el borde de la desesperación, como ya te he dicho, te digo que, joder, todo el mundo dice que es una tontería… pero ¿por qué no me pueden entender y ver que en serio eres tú el único que me importa? Estoy mal y no te mereces saberlo, ya que creo que no te sentará bien este mensaje y volverás a pensar que soy una paranoica… en serio, solo me dan ganas de llorar y, si no hemos recuperado ya el pasado, sé que no se recuperará… pero un día me prometiste que siempre ibas a estar ahí cuando yo estuviese mal hasta sacarme una sonrisa, y realmente es ahora cuando lo estoy pasando mal… Te puedo jurar que yo nunca he llorado… solo he llorado por ti, lo mismo que a nadie le dije "te amo" en serio y a ti te lo dije en una ocasión. Quizás fueron pocas, pero me daba miedo el escuchar un "yo no". Nunca lo escuché, pero tampoco un "yo también”.

-Es obvio, no podemos vivir el uno sin el otro. Quizás sea el momento de terminar con estas niñatadas de no hablarnos y no sé qué… Todo esta en tu mano, tú decides…


martes, 9 de agosto de 2011

Serás mi amor por siempre.

Serás mi amor por siempre, no importa que el tiempo vaya en contra, que los días terminen en la ansiada espera, que tu boca desconozca el sendero de mi cuerpo, que tu calor no abrigue mi frío.



¡Si nos amamos qué importa que nos separe el mismo cielo!
Caerán despacio las hojas del calendario, enero trae en sus pasos la melancolía que se abraza a la nostalgia, y querré tenerte entre mis brazos, besarte el alma con ternura, disipar aquella extraña soledad que envuelve tu figura, recorrerte con mi risa, llenarte la mirada con los detalles hermosos, mientras te llevo de la mano al mismo cielo.



Y no entenderás mis miedos, romperás entonces el encanto, cayendo aquel crudo llanto del mismo cielo. La tristeza volverá conmigo, callaré y diré que ese es mi destino. Se irá tu nombre escondido entre el sabor dulce de mis labios, se irán conmigo los tantos sueños que escribí por ti a diario, pasos lentos, mirada extraviada, disimulo obligado que solamente el corazón entenderá.

No he de negarte lo mucho que te amo, ¿acaso serviría a mi corazón la hipocresía? ¿Mitigaría el dolor? – sería una blasfemia a este amor.

Serás mi amor por siempre, el destino tejió nuestros caminos en un encuentro, mientras en mi bolsa de retazos una agenda escrita, cargada de años, hace tan lento mí andar hasta tus brazos. 

Diré que te amo, lloraré lo mucho que te extraño, esperaré paciente y si te marchas y el olvido lo haces tuyo, escribiré poemas de amor en mi gastado calendario.



lunes, 8 de agosto de 2011

No te mientas, sé tú mismo.

Tanto tiempo intentando imitar un estereotipo, y al cabo del tiempo te das cuenta de que no eres más que un gilipollas que quiere ser algo que no es, aunque tienes esperanza en que pueda ser, pero… ¡no lo es! No te engañes, ¡joder! No eres más que un gilipollas más en el mundo, nacido para sufrir y lamentarte, aunque eso te gusta, como no, si no nuestra asquerosa vida sería triste y aburrida, ¿¡verdad!?
Te levantas por la mañana, te preparas mientras dudas si quieres serlo o no, por la pereza. Diez minutos más tarde te vistes, te peinas y te ves genial. Luego sales a la calle y tienes que aguantar las malas miradas desconfiantes de la gente y de tus propios “amigos”, y piensas: "¿qué coño hago yo aquí?", ¡joder!
Luego, después de una noche genial, llegas a casa y piensas: “¿qué es lo que soy?”, “me veo mal”, “soy una mierda...”. Buscas y buscas y al final te das cuenta de que no eres lo que pensabas ser, si no un contrario. Piensas que has estado haciendo el gilipollas todo este tiempo para nada, intentando ser como no eres, imitando una manera de ser que no es la tuya; piensas: “soy un falso, soy un gilipollas, no soy nadie en este planeta, solo un pleno gilipollas que se queja de problemillas con solución”, y en vez de solucionar problemas mundiales, como el cambio climático, te sientes mal, tienes ganas de morirte...; y piensas: “¿y si termino con todo este dolor?”
La vida no es más que sufrimiento, si no lo fuese sería eterna, pero no lo es, tiene fin, todos vamos a morir. Al final de todo esto, piensas: “no soy lo que creía ser, soy un falso, una mierda, pero por fin he encontrado lo que soy, y eso es lo importante. Mis "amigos" me miran mal, pero se acostumbrarán si de verdad son amigos”.
Ahora llega el momento... Por fin tengo claro quién soy, por fin lo tengo claro. Soy lo que soy y para ello he nacido.

Siempre me miran mal por la calle, pero pienso y me río: "ellos se ríen de mi porque soy diferente, yo me río de ellos porque son todos iguales".

Por fin lo tengo claro, soy lo que soy y para ello he nacido.


viernes, 5 de agosto de 2011

Recuerdos embotellados.

Perdóname, amor, por haberme dado cuenta tarde, por no haberme puesto en tu piel. He necesitado mucho tiempo para pensar en todo esto, y hoy en día no me siento persona. Pensé que eras un monstruo, que no tenías sentimientos, que solo sientes odio… Yo fui así hace un tiempo, te dije cosas que no sentía, pero te las dije, y te dolieron, no sé si lo mismo que a mí éstas últimas tuyas. No sé tampoco si eran verdad o si eran fruto de tu rencor, de tu dolor, de tus falsos sentimientos. Tienes razón, me dejé llevar, exageré las cosas, pero te quería/quiero tanto… “Es lo que tiene el no vernos”, “las palabras son lo único que tenemos, en tus manos está el creerlas o no, pero yo te quiero”, “nunca fue mi intención hacerte daño, ni mucho menos”, “prometo ser mejor de lo que era...”, “yo no te comparto, eh”, “no, no te tengo que perdonar, porque no he estado ni estaré nunca enfadado contigo. Como cambian las cosas, las palabras, eh. Mucha gente me llamará tonta, me dirá que no tiene solución, que pase página, pero tú eres parte de mi sueñoSí, aún, tras todo este tiempo y la gente, te juro que no va a cambiar mi opinión.


jueves, 4 de agosto de 2011

Miedo.

Todo se va como el reloj que cada día te recuerda, todo el tiempo que me queda y el que he derrochado. Todo se va como las ganas que te tenia hace unos días, y la derrota que siento cuando ya no siento nada. La vida es breve, como estas reflexiones… en la vida una sabe lo que tiene que decir y lo que no debe. Mi vida es tratar de sentirme bien por el momento, porque sé que ser feliz eternamente no se puede. Hay rachas, épocas duraderas y duras (el dinero sana, aunque mi tristeza no tiene cura). Cada vez todo se esfuma más deprisa, nadie avisa; cada vez se hace más grande ese zapato que nos pisa. El dolor no sé si es lo que duele o lo que siento cuando pienso que nada puede ir peor. Cada día es más difícil de afrontar, así que si dejo de luchar, moriré por ser mortal. Yo sé que no importa el “por qué”, ni si quiera el lugar, lo que importa esta aquí adentro, lo de afuera me da igual. 16 años de edad ya, no es demasiado, pero todo cuanto sé, te aseguro que es verdad. Prefiero la fantasía, es tan cruel la realidad… como la enorme nostalgia que siento por Navidad. Sigo creciendo mientras que pasa el tiempo y, cuanto más crezco y conozco, creo que menos entiendo. Ayer sabía menos que hoy, pero ayer estaba más contenta. Supongo que es tarde, así que ya de nada me arrepiento. Ya no es que mi chico me deje, es que mi chico no existe… sigo acordándome de ti todos los días, y no es que me sienta sola, ¡qué bah!, es que me siento triste. ¿Cómo escribir algo que hable de amor? ¡dime!, si cada relación que tuve me fue de mal en peor, si no me entiendo ya con ni mi hada ni con nadie. Puedes pasar un millón de momentos agradables, ¿sabes? Toda una vida feliz junto a él. Solo basta con que haya un solo segundo incómodo para pensar que no vale de nada todo lo que ha pasado, y me jode, pero así es. ¿Qué se supone que tengo que hacer: pensar o decir?, si naces para crecer y aprendes para sufrir...


Tengo miedo a depender de otra persona, porque pienso que no es como yo pensaba, no hay más miedo que el que se siente cuando no sientes nada… Tengo miedo de salir harta y cansada, de que mi única ambición sea regresar al pasado. Tengo miedo, lo juro.

viernes, 29 de julio de 2011

Realidad distorsionada.

Queda prohibido mirar el reloj. Vamos a congelar las horas y olvidarnos de la distancia. Coge mis manos y cierra los ojos lo más fuerte posible. No está dentro de las normas el poder abrirlos. Tampoco lo está el tener contacto con el mundo exterior, ahora solo estamos tú y yo. Volemos hacía esa fantasía perfecta en la que, cada mañana, tu sonrisa acompaña al pitido del despertador, tus ojos al primer rayo de sol y tus besos a las galletas del desayuno. Las tardes están llenas de momentos cargados de ilusión, pasión y magia. Las noches son tan solo nuestras, finalizan con un abrazo que a ambos adormece. Ahora abre los ojos y mira la realidad, este es nuestro mundo, lleno de imperfecciones tales como la distancia, las manillas de un reloj que nunca van a nuestro favor, sus discusiones, sus peleas, pero también con sus perfecciones, sus risas, sus besos, sus momentos, sus juegos, tú, yo... ahora elige... 

¿Fantasía o realidad?


martes, 26 de julio de 2011

Espejismos.

Hasta el día de hoy he conocido a muchos chicos, pero a muy pocos hombres; le he dicho “te quiero” a la misma persona que terminé odiando; y le dije “te amo” a la misma persona que aun estoy olvidando. Es que yo creo que no existe ese hombre para mí, y pienso que aunque ahora mismo él este en algún lugar de este mundo jamás le voy a encontrar, porque solo puedo verle cuando cierro los ojos. No sé si debo cambiar, porque sigo sin tener ni una pista tan sólo de ese hombre. Levanto la cabeza ante millones de tíos que ya no me dicen nada… tal vez la culpa sea mía por ser una observadora de lo que nadie mira: el amor, la fidelidad, el odio y la mentira. Me siento sola en esta vida de rencor y frialdad, en un mar de preguntas que buscan felicidad. Tal vez no volverá y se marchó sin avisar, o quizá me esta esperando llorando en el mas allá. Jamás supe de él, pero le conozco bien. Se que no se enfadaría y conmigo sería leal. Tiene mi sonrisa, y mi pasado también, porque hemos estado juntos, pero nunca fue real. Le seguiré buscando porque sé que él me llama y que aquí, en la tierra, hay una persona que le ama. Ningún chico me cree, dicen que es imposible el hecho de que me niegue a un hombre irresistible… todos se ríen cuando les digo lo que pienso, piensan que soy una más y que tan solo estoy mintiendo. Es triste tener que caminar con ese miedo a terminar en la esquina de la disco con sólo un rollo. No ven que para nada es lo que quiero, y por supuesto que prefiero la soledad a comerme todas las (piiiiiii). Puede ser que yo exija demasiado para lo que yo soy. Sólo quiero la mitad del dolor de todo lo que he llorado y no vivir preocupada de esa prisa por amar, quizá sólo la encuentre cuando deje de buscar. Ayer soñé con él y soñé que le besaba, pero cuando desperté noté que algo me faltaba. Hablo de esa persona que jamás podré mirar a los ojos, sólo la podré soñar...
Tal vez no exista ese hombre con el que yo soñé, no exista esa persona para compartir. Yo paso cada día por el cielo con la excusa de buscarte y así bajarte hasta aquí. Tal vez las cosas no funcionan como yo pensé, las rosas ya no sirven para convencer. Yo sigo siendo una niña enamorada de ese chico que he buscado y que jamás encontraré.


lunes, 25 de julio de 2011

Fuiste.

Sola frente a una pared que me refleja al vacío. Hoy mi mundo es diferente porque ya no estás tú, pero eso no quiere decir que sea malo. Me voy dando cuenta poco a poco que es mejor que me dejes en paz, que no me hables más, porque entonces respiro por un momento y dejo de llorar. Hoy mi mundo se cae por dentro, pero sale a flote por fuera. Tengo ganas de que llegue el momento de que te des cuenta de qué profundo es un océano y tú sólo eres un charco creado por la lluvia del verano que en duras ocasiones tiene un milímetro y medio de profundidad. ¿Por qué no sabes apreciar lo que tienes y sólo te fijas en lo que quieres? Te traté como trataría al cristal, con cuidado para que no se rompa; te regalé cosas muy especiales para mí que dejaste de lado, como estás haciendo conmigo; y pusiste mil excusas sólo para no leerlo, cuando si tú me regalarías algo de eso yo me lo leería todo en el mismo día. Cuando hablo contigo y te cuento algo que opino me sueltas “ralladas…”. ¡Hasta los cojones, tío! ¿Sabes? Soy persona y sé hablar en serio, si hablo de eso es porque me preocupa que todo se vaya a la mierda y veo que si lo dejo fluir, sin hacer nada, a ti te da igual en qué dirección me vaya. Hoy me he levantado sonriendo y por fin no echándote de menos en mucho tiempo. Paso de denominarte lo primero cuando sólo tengo que escuchar palabras sin sentido que sólo dicen “mierda” y que no las veo por ninguna parte. Porque buscas lo mejor y no lo encontrarás nunca, ya es demasiado tarde para pedir perdón. Hasta que no se demuestre nada de tus palabras yo no daré ni un paso más, no me gastaré ni un céntimo más para hablar con una persona que tiene que hacer esfuerzos para verlo. Te deseo felicidad con la nueva gente y en tu mundo sin respuestas lleno de preguntas. Conseguiré seguir hacia delante aunque tú no estés conmigo, y seguiré encontrando respuestas a todas mis preguntas. Me comeré el mundo sin ti, ya que te ofrecí un día que te lo comieras conmigo y tú me rechazaste, ¡pero cómo no! Como un buen amigo… Eso es la respuesta al por qué escribo. Aunque sé que no leerás esto porque no te importan mis pensamientos, lo escribo para ti, así que date por aludido. Una parte de mí tiene miedo por perder a alguien que yo creía conocer, pero estaba confundida, y conocerte fue un placer, pero ya estoy harta de tener que esperar a esto que no tiene un puto final con sentido. Supongo que una parte de mí se seguirá preocupando por ti y te seguirá queriendo como al primero, pero eso no lo notarás, tranquilo. Sigue en tu mundo y olvídate de todo lo que vivimos.

miércoles, 20 de julio de 2011

Sigues en mí.

Ahora todo lo que hago me trae recuerdos de algo que jamás ha pasado, y deposito mis más sinceras esperanzas en que pase. Echar de menos algo en tiempo futuro, en vez de en tiempo pasado. Me haces vivir cosas en sueños que me provocan sensaciones que jamás nadie consiguió dentro de mí. Porque no espero que todos lo entiendan, pero si espero que muchos lo juzguen porque hay cosas, como seguir amando a alguien después de saber que sólo te queda la resignación de haberlo perdido, como discutir por tonterías sólo para tener una reconciliación posterior, como llorar de felicidad, como querer a alguien que aún no te ha tocado.

viernes, 8 de julio de 2011

Como un día te dije, el karma te lo pagará.

Mírate, estás solo. Mírame, no es mi culpa. Deja de atormentarme al corazón, lárgate que ya no te quiero ver. No hay nadie en este mundo que me hiciera tanto daño, fui tonta, no lo niego, me llegaste a convencer. Y vienes y me mientes mientras te ríes de mí, seguro estas pensando que me tienes a tus pies...

Hoy diré que me arrepentí de darte parte de mi tiempo. Tal vez yo solo te imaginé, la verdad es que nunca te he visto. Ojalá aprendas a distinguir entre el amor, el ego, el odio y la pasión. Te olvidé solo por que te odié, solo fue como una mera obsesión. Lo peor de todo es que sabes perfectamente que eres malo y andas presumiéndole a la gente que eres fiel. No digas que me extrañas por que no te creo nada, yo se que tu actitud es tu mas grande estupidez, tu maldita estupidez.


Yo quise hacerte feliz, pero el problemas es que no quieres serlo. Se me olvidó que yo también lo quería…. Y lo lamento, no vuelvo a caer, no diré que no habrá nadie mejor que yo si las hay, pero es que dudo que alguien crea en ti como yo. ¿Cómo te pude creer? Y también dudo que alguien vea en ti lo que tú nunca me pudiste dar.


Y se me olvidaba… Te detesto.

martes, 21 de junio de 2011

Jejejé

Vete a la mierda. No te culpo, pero no has tenido en cuenta mis sentimientos, no has valorado nada de lo que te he dado, mi amor, mi tiempo e incluso mi salud. Te di todo, sin esperar nada a cambio. Eso sé que ha sido culpa mía, pero… por el resto… ¿por qué no me has valorado?, ¿tengo que pasar de ti para que vayas detrás de mí? Somos tan masoquistas… me duele saber que si no hay emoción en una relación, es que esta acaba terminando. Quiero creer que no lo hiciste queriendo, quiero pensar que me tuviste en cuenta y necesito saber que jamás te olvidaste de mí. Eso es mentirme a mí misma. No quiero escuchar tus palabras envenenadas, solo quería ser feliz al lado de una persona. Pero mi decepción es tan grande que solo necesito una satisfacción: que desaparezcas de mis recuerdos; y como creo que eso jamás ocurrirá, asumiré tu existencia como una más, pero solo será eso, una mera existencia, sin importancia… a eso te he destinado. Puede que yo no valga nada, ¿vale?, puede que yo no valga nada, pero sé que valgo más que tú y eso es un gran alivio. Espero que te vaya bien en la vida, pero no con mi vida, seguramente que el tiempo pone a cada uno en su lugar y todo eso que me has hecho el tiempo te lo va a devolver, tranquilo… llegará tu hora ;).

Te voy a dar un consejo, como tú en su momento me lo diste en plan que no me tomase las cosas tan en serio, que no me rallase tanto por una persona que quiero… te diré una cosa, te daré un consejo: si no te rallas por una persona que quieres, entonces muere, porque entonces es que no tienes sentimientos.

De verdad, la verdad que no te culpo, gracias a ti me he dado cuenta de lo… puuuuuufff, horrible persona que eres.

viernes, 17 de junio de 2011

Quiéreme si te atreves.




-La tristeza nunca terminará.
+Y eso... ¿a qué viene?
-Nada, pensé en ti y llegué a esa conclusión.
+¿Tú pensando en mí? No me lo creo.
-¿Qué tiene eso de raro?
+Mucho, pensé que ya nada de nada....
-Bueno, si es lo que quieres...
+No, sabes que no es lo que quiero, pero si es lo que tú quieres...
- Ah, no, no... ¡no me plagies!
+Eres un verdadero tirano, ¿sabes? Antes me costaba estar enfadada contigo, pero me he dado cuenta que esto no es nada más que un juego.
-¿Eso quiere decir que adiós?
+No, eso quiere decir que yo lo doy todo por ti, ¿y qué recibo a cambio? Sabes de sobra que lucharía, pero tú has dicho que lo nuestro es imposible y que las ganas, la esperanza y la ilusión se han esfumado. ¿Por qué quieres que siga?
-No pongas en mi boca palabras yo no he dicho. Yo haré lo que tú me digas, si quieres me quedo y, si no, me voy. Pero solo recuerda...
+Quiero que te quedes, pero no para hacerme daño. No puedo estar así por alguien que no siente lo mismo que yo, que yo estoy enamorada, joder. No recordaré porque nunca olvidé.
-Sí siente lo mismo que tú...
+¿Amor? Lo dudo.
-¿Lo dudas? Es lo que tiene no vernos.
+Claro que lo dudo, desde el primer momento yo te he dejado claro mis sentimientos y te he ragalado mi confianza, en cambio tú me has hecho dudar mil veces al no decirme un siemple te quiero.
-¿Al principio también lo dudabas? Yo ya te lo he dicho alguna vez, creo que ya lo deberías saber, además soy más de decirlo a la cara. Mi confianza es algo que casi nadie tiene... Pero bueno, nuestro amor es y será siempre ciego.
+¿Y yo soy nadie, o qué? Yo ya tengo claro todo...
-¿El qué?
+Que te quiero.
-Entonces no me dejes nunca.